25 exageraciones que utilizamos los colombianos para reírnos

“No hay qué tomarse la vida tan en serio” decimos a menudo. Y es que parte de nuestra idiosincracia es reírnos porque sí, porque no, reírnos por lo que deberíamos estar llorando y también por lo que es gracioso. Somos pícaros, risueños, sagaces… y exagerados. ¡Somos colombianos! Aquí una lista de 25 exageraciones que nos gusta utilizar para darle un toque de humor a nuestros días. ¿Cuáles usas tú? Más fiel un tigre con hambre Llora despidiendo un avión de carga Más amarrado que un bulto de anzuelos Enreda una ceja tatuada

Más apretado que tuerca de submarino Más cansón que un bombón de trapo Más caliente que un negro en un baile Trabaja más un gorgojo en una lápida Más falso que un billete de 3.000 Trabaja menos que el sastre de Tarzán Más cansón que un collar de cocos Más inútil que retrovisor de submarino Tiene más orejas que un trofeo Más difícil que hacerle un nudo a un banano Más contento que McGyver en Homecenter Más largo que una semana sin carne Más difícil que hacer gárgaras con arequipe Tiene más futuro un submarino descapotable Más perdido que Adán el día de la madre Más peligroso que una balacera en un ascensor Más peligroso que alacrán con alas Más preocupante que una alergia al oxígeno Más incómodo que unos cucos de fique Más ordinario que repartir salchichón en un velorio

Facebook Comentarios

Beatriz Velásquez
Acerca de Beatriz Velásquez 60 Articles
Ingeniera de diseño de producto apasionada por las letras, las artes visuales y la Tecnologías de la Información y la Comunicación