80 celulares y 700 audios ayudaron a dar de baja a cabecilla del Clan del Golfo

En las últimas horas fue dado de baja Donaldo Antonio Mercado González, alias Polocho o el Viejo, presunto cabecilla del Clan del golfo que tenía dominio criminal en la zona del Bajo Cauca, en Antioquia.

A través de 80 celulares y 700 audios, la Inteligencia de la Policía Nacional pudo establecer la ubicación de este importante criminal en el municipio de Tarazá, Antioquia.

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, alias Pocholo  “comenzó su trayectoria criminal como guerrillero del EPL, luego pasó a conformar las filas de las AUC,  como segundo cabecilla del Bloque suroeste al mando de alias RENÉ; cuando estas se disolvieron abandonó el proceso y pasó a conformar las filas inicialmente de los urabeños hoy Clan del Golfo. Sesenta una circular Roja de INTERPOL, (5) órdenes de captura vigentes y una sentencia condenatoria por el asesinato de un informante del CTI y la masacre de 4 personas en Bolombolo-Antioquia , con una trayectoria criminal de más de 20 años en varios departamentos de Colombia”.

De igual manera, se pudo establecer que este hombre fue designado como cabecilla por el mismo Guagua, uno de los más impoartes jefes del Clan del Golfo, quien también fue dado de baja por La Policía Nacional el pasado 23 de marzo del 2016.

Tal vez le interese leer Las cartas de amor que las niñas prostituidas le enviaban a los narcos del Clan del Golfo

Este hombre estaba sembrando el miedo en esta subregión del departamento con 60 subalternos, quienes estaban en un férreo enfrentamiento “con otras organizaciones armadas como los CAPARRAPOS, DISIDENCIAS DE LAS FARC Y ELN, que han dejado hasta la fecha más de 150 víctimas y el desplazamiento de unas 300 familias”.

De esta manera el Clan del Golfo recibe un sensible golpe a sus finanzas tras perder a la persona responsable del tráfico de drogas en esta zona del país.

 

Facebook Comentarios

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo