Ahora hay indignación por protección policial a estatua de Diomedes Díaz

El País.
El País.

El ícono del vallenanto Diomedes Díaz sigue dando de que hablar aunque ya haya fallecido, primero fue por los gestos obscenos que hacían con su estatua y ahora es por la protección policial que tiene ahora.

En las redes sociales ahora crece la indignación por la disposición de la Alcaldía de Valledupar, administración que delegó la vigilancia de la estatua a la Policía, un hecho que ha generado ampolla en la sociedad.

Para los internautas, es un despropósito que se haya prestado la Policía para escoltar a la estatua, mientras en que el país se siguen asesinando a los líderes sociales, tal y como lo afirmó el escritor Daniel Samper Pizano en redes sociales.

Tal vez le interese leer ¿Veremos a Diomedes Díaz en Netflix?

Se cogieron el monumento de “ruana”

La decisión de custodiar la estatua ubicada en cercanías del Río Hurtado, en Valledupar, se desencadenó por la ola de fotos con gestos indecentes por parte de las personas.

“Rechazamos de manera contundente los actos de irrespeto por parte de algunas personas con el monumento en homenaje al maestro Diomedes Díaz, ubicada en la Glorieta Los Juglares, uno de los sitios turísticos más concurridos”, indicó el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhia y exigió respeto, en declaraciones a RCN Radio.

En consecuencia, también hay una parte de la sociedad que pide que se cuide este patrimonio, mientras se genera cultura ciudadana en la ciudad.

https://twitter.com/DIEGOVINMAR_22/status/953360388619456512

“Si no hay cultura ciudadana y la gente no sabe comportarse es necesario que se ponga la vigilancia mientras los demás aprenden”, indicó Jhon Torres, habitante de la ciudad y quien constantemente va al balneario hurtado.

Facebook Comentarios

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo