El alma en pena de un niño que todas las noches visita a un escritor de comics

Tomado de Twitter.
Tomado de Twitter.

La terrorífica historia del ilustrador Adam Ellis está causando conmoción en las redes sociales, después de demostrar, en fotos, la presencia de un niño fantasma que lo acosa todas las noches en su apartamento.

Desde hace más de 3 meses este personaje residente de la ciudad de Nueva York empezó a recibir la visita de este ente en sus sueños, en los cuales empezó a sufrir parálisis mientras tenía los mismos.

Este hombre empezó a relatar en Twitter estos sucesos ““La primera vez que lo vi, tuve parálisis de sueño (me sucede constantemente) y vi a un niño sentado en la mecedora verde que está al pie de mi cama. Tenía una cabeza gigante y deforme que estaba abollada en un lado. Lo dibujé lo mejor que pude”.

Tras notar y recordar la forma de este fantasma lo ilustró tal cual lo había observado, mostrando así a sus seguidores el rostro y la figura de este ente que, casualmente, lo visitaba antes de medianoche.

Posterior a estos casos que se convirtieron en visitas esporádicas, el hombre tuvo otro sueño en el que “Estaba en una librería y una niña se me acercó y me dijo, ‘Has visto a Dear David (Querido David), ¿verdad?’. Yo le pregunté, ‘¿quién?’ y me dijo, Dear David. Tú lo viste. Él está muerto. Solo aparece a la medianoche y puedes hacerle dos preguntas si dices ‘Dear David’ antes, pero nunca le hagas una tercera pregunta o te matará”.

Después de esto el hombre se mudó al piso de arriba del edificio y el niño no volvió a aparecer en sus sueños, pero sí en el pasillo, tal cual se empezó a evidenciar porque sus gatos empezaron a observar la puerta de la entrada a la medianoche.

Con una valentía que le han reprochado sus seguidores, Adam quiso documentar este caso a la perfección y por ello compró una cámara, con el fin de fotografíar a David en los pasillos, pero las tomas no salieron como esperaban porque la mayoría salían en blanco, mientras que del móvil salían oscuras.

Posteriormente empezaron a suceder varias situaciones como “quemones” en sus brazos y los parálisis de sueño, además de movimientos insospechados de la silla verde que había al lado de su cama.

Las cosas siguieron así durante los meses posteriores, pero ya en este noviembre sucedió lo impensado porque al fin lo pudo registrar en fotos, demostrando a David sentado y poco a poco acercándose a su cama.

“Efectivamente se bajó de la silla y comenzó a arrastrarse hacia mí. Se movía lento, como si fuera un problema para él”.

“Me sentía atemorizado, pero continué tomando fotos. David se acercó cojeando hacia mí sin quitarme los ojos de encima. Pronto estuvimos frente a frente”.

Después de la horrorosa noche, Adam publicó una serie de fotografías donde se observa a David, tras aumentarle el brillo a las mismas imágenes.

Facebook Comentarios

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo