El amenazante mensaje con el que reciben a Rafael Uribe en la cárcel de valledupar

La FM.
La FM.

Los reclusos de la cárcel de Valledupar le dieron una peculiar bienvenida a Rafael Uribe Noguera, el asesino y violador de Yuliana Samboní que tendrá que cumplir más de 50 años de cárcel.

Luego de conocerse el traslado de este hombre a la cárcel de Valledupar, la opinión pública se ha volcado para saber más sobre este centro penitenciario, en donde resguardar a los peores asesinos y violadores del país.

Tal y como lo señala Las 2 Orillas, los internos de la cárcel de Tramacúa escribieron anteriormente una inscripción en una pared blanca que dice:

«Bienvenidos a morir en el infierno»

Pero más que una alerta para el reconocido pedófilo, es un clamor de los reclusos ante las dificultades que pasan en la cárcel de Valledupar, en la cual se ha agudizado por el calor y la falta de agua potable.

Tal vez le interese leer Los tristes pero célebres violadores del pabellón de la «Vergüenza»

«La leyenda negra a acompañado al penal desde su apertura en marzo del 2000. Durante los primeros 11 años el ambiente era insoportable. Para aguantar el asfixiante calor del mediodía los presos, sin camisa y en pantaloneta, debían pegarse a las paredes esperando refrescarse. En ninguna de las 800 celdas hay un solo ventilador. El agua solo llegaba durante media hora a las siete de la mañana, y otra media hora a las seis de la tarde. Apenas hay tiempo de bañarse. Sólo podían recoger un poco del líquido en botellas de gaseosas llenas de moho. La diarrea se agudizaba aún más por culpa de las cucarachas y las ratas», informó el portal.

Es de recordar que en el pabellón donde estará Uribe también tienen a los peores y célebres asesinos del país como Garavito, el padre de Luis Santiago, Orlando pelayo, entre otros.

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo