Así luce en la actualidad Manuela Escobar, la hija de Pablo Escobar

Pinterest-proyectopabloescobar.com

Manuela tiene 33 años y aunque ha luchado porque nada se sepa de ella, se conocen algunas de fotos de ella, ya siendo toda una mujer.

A diferencia de su hermano Sebastian Marroquín, el cual ha dado entrevistas a varios medios; se conocen pocas fotos de Manuela en la actualidad, lo cierto es que luce muy diferente a aquella niña, llena de juguetes y caprichos, de la que presumía su padre, cuando era uno de los mayores flagelos para el país.

Al respecto su hermano ha dicho: “En nuestra familia respetamos, valoramos y acompañamos los deseos y el derecho de permanecer en paz de mi hermana menor”, cuando le han preguntado el por qué de que su hermana se mantenga alejada de cualquier medio social.

Publimetro relata como José Alejandro Castaño, el periodista que dedicó un libro a Manuela, estuvo con su familia 20 días en la ciudad de Buenos Aires donde actualmente viven, y señala como rasgo principal de ella su melancolía, la cual quedó después de que mataran a su papá.

La partida de su padre, le tocó enfrentarla cuando tenía solo 9 años, de los cuales había vivido en un castillo de hadas, con el lujo y el confort que toda una vida con dinero puede llegar a construir, pues a pesar de las fatídicas vivencias que habría pasado, su padre disfrazaba los momentos malos, de aventuras gloriosas.

Juana Manuela Marroquín
semana.com

Fue cuando abatieron al capo, que Manuela tuvo que enfrentar la realidad, la mima que su padre no había querido que viera su princesa, donde el castillo rosado, pasó a ser con muros grises y la lupa de los medios estaba sobre su familia.

Desdde entonces su madre María Victoria Henao, y sus pequeños hijos, inician la búsqueda de horizontes lejanos donde refugiarse, pues las constantes amenazas no dejaban que vivieran una vida normal. Es cuando en Estados Unidos y Alemania les niegan la entrada, donde tienen que regresar a Colombia, y Manuela durmiendo con un mechón de la barba de su padre debajo de la almohada, se contenta con una camiseta de él como pijama, es ahí cuando Argentina les abre las puertas, para que la familia de Escobar rehicieran su vida finalmente.

Juana Manuela Marroquín
Revista GENTE-Juana Manuela Marroquín

Según Castaño, ya en Buenos Aires Manuela dormía muchas noches bajo la cama, una de las manías que le había quedado de la época de ocultamiento. “Pero hay una escena aún más conmovedora, ante el cambio de milenio, en su colegio los profesores proponen que los alumnos elijan a los protagonistas del Siglo XX. Unos alumnos optan por Einstein, otros por Hitler, Manuela elige a Chaplin. Un compañero se decide por Escobar, el narcotraficante del siglo XX. Ella escucha en silencio el retrato de su padre, nadie adivina que justo ahí está la hija”, relata Castaño en su libro.

El periodista cuenta que la vida de Manuela es triste, pues en el tiempo que convivió con ellos, nunca apareció, e incluso se habla de su intento de suicidio. También se habló de la costumbre que le había quedado a Manuela, que habría sido el de dormir debajo de la cama, todo de cuando vivían escondiéndose.

En el libro, unas de sus páginas rememora: “Pero hay una escena aún más conmovedora, ante el cambio de milenio, en su colegio los profesores proponen que los alumnos elijan a los protagonistas del Siglo XX. Unos alumnos optan por Einstein, otros por Hitler, Manuela elige a Chaplin. Un compañero se decide por Escobar, el narcotraficante del siglo XX. Ella escucha en silencio el retrato de su padre, nadie adivina que justo ahí está la hija”.

De Manuela se conoce que sufre de depresión, pues mas en 1999 que detuvieronn a su madre y hermano por los delitos de lavado de dinero y falsificación de documentos, lo que la lleva a abandonar sus estudios.

Juana Manuela Marroquín
Revista GENTE-Juana Manuela Marroquín

Pero fue en el último mes que volvió a sonar el delito de lavado de activos que involucraba a su familia, pues investigadores señalan que María Isabel Santos Caballero y su hijo, Sebastián Marroquín, serían el nexo entre el abogado argentino Mateo Corvo Dolcet y el narcotraficante colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos.

Facebook Comentarios

Ana Isaza
Acerca de Ana Isaza 509 Articles
Derecho de la Universidad de Medellín