Colombia, un país muy supersticioso

Colombia es un país bastante supersticioso con el tema de la adoración a ciertas personas ya fallecidas, la brujería y otros más.

Los colombianos acostumbran creer en cuanto mito se les cuente y algunos aseguran haber visto y vivido fenómenos paranormales.

Dichas creencias se han trasladado del campo a las ciudades y han invadido la vida de muchas personas que acuden a brujas y demás para temas de dinero, trabajo, salud, amor y hasta maldad.

brujeria

Lo cierto es que son muchas las historias que acompañan estas tradiciones que de tanto repetirse parecen ser ciertas.

Hoy queremos mencionar algunas que se comentan en los pueblos por lo inexplicables que parecen.

  • Los caballos aparecen con la cola trenzada, lo que respondería, según los habitantes de las fincas, a la presencia de brujas o duendes.
  • Cuando se cae un cuadro o se tuerce sin razón se habla de presencias malignas en la casa.
  • Si las cortinas amanecen rasgadas se dice que hay una bruja en la casa.

brujeria-1

  • Dicen que si canta el famoso currucutú hay presencia de brujas cerca.
  • Algunos campesinos aseguran que los perros y gatos tienen la posibilidad de detectar presencias extrañas por lo que, si ladran o maúllan desesperadamente en la noche, es porque ven algo raro.
  • Cuentan quienes lo ha vivido que las brujas solían entrase a las casas y encaramarse encima de los hombres hasta casi asfixiarlos y no les salía la voz para pedir ayuda.

Aclaramos que dicho contenido es tratado en libros como “Testamento del Paisa”, escrito por Agustín Jaramillo Londoño. Escritor costumbrista nacido en Medellín y argumentado por distintos campesinos de las regiones colombianas al igual que los mitos y leyendas de los que hablamos en ocasiones pasadas.

Melisa Tamayo Hernández
Acerca de Melisa Tamayo Hernández 160 Articles
Comunicadora y relacionista corporativa de la Universidad de Medellín con énfasis en discurso publicitario.