Consternación por padre que le dio aguardiente a su hijo de 4 años

El Tiempo.
El Tiempo.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar denunció penalmente a un padre de familia que le suministró aguardiente a su hijo de 4 años en Popayán.

Este caso que ha generado indignación entre los ciudadanos de Popayán, movilizó a las autoridades contra el atentado que produjo este hombre contra su pequeño de 4 de años de edad, en el barrio 31 de Marzo, al sur de la capital del Cauca, donde la comunidad advirtió de la conducta del individuo.

Luego de haberle hecho tomar la bebida embriagante, el menor de edad fue trasladado al Hospital Susana López, donde lo diagnosticaron con una intoxicación.

“No podemos permitir que casos como estos sigan pasando, los adultos deben entender que darle alcohol a un niño y llevarlo a lugares no aptos para menores de edad es vulnerar sus derechos y ponerlo en grave riesgo, como pasó con el niño de Popayán”, aseguró la Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Karen Abudinen Abuchaibe.

Además de la denuncia penal instaurada ante la Fiscalía General de la Nación, la entidad trasladó a un equipo de profesionales al hospital para evaluar el caso y brindar atención sicosocial a la abuela y madre del pequeño, a quien presuntamente la amenazó el progenitor.

“Estamos brindando todo el apoyo al menor de edad y a su familia por eso, desde el ICBF realizamos la verificación de derechos al niño y acompañamiento psicosocial a algunos de sus familiares y continuaremos haciendo seguimiento a este caso. La violencia contra los niños y niñas es el peor crimen que existe en una sociedad”, señaló Abudinen Abuchaibe.

“Nosotros como ICBF lo que hacemos es cuidar y proteger a los niños y seguiremos trabajando de manera incansable 24/7, es decir, 24 horas, 7 días a la semana, para proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes”, agregó.

Facebook Comentarios

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo