Cuidado: Licor adulterado abunda en temporada decembrina

cortesía
cortesía

Muchos son los riesgos que corremos al no verificar los licores que ingerimos en una noche de fiesta, e incluso los cocteles que tomamos sin saber los componentes que pueden arriesgar gravemente nuestra salud.

cortesía

En temporada de fiestas el riesgo que corren los colombianos aumenta. Las personas que rigen el submundo de la ilegalidad, buscan la manera de tener un grandes ingresos cueste lo que les cueste.

Está muy de moda para esta temporada, ver «chazas» en los barrios o sitios públicos, vendiendo micheladas, cocteles,  a muy bajo precio o shots que ni siquiera se le puede determinar de que están compuestos y por la algarabía de una noche de fiesta, se beben sin medida y precaución. Pero tenga cuidado, porque lo barato puede salir caro.

cortesía

Los sitios nocturnos con poca ética, con bajos precios y promociones sin cesar también deberían ser alarmantes para las personas que los frecuentan, pues existen propietarios de negocios que por ahorrarse costos, compran licores adulterados o artesanales, los re-envasan y los venden sin tomar en cuenta las consecuencias que estos podrían causar a sus clientes.

Este tipo de situaciones se podrían evitar con precaución, recordando que se trata de la salud de cada colombiano y una mala decisión podría llegar a ocasionar hasta la muerte.

Usualmente el licor adulterado es fabricado en lugares con poca salubridad,  cerrados y camuflados. Comprar este tipo de bebidas no sólo arriesga la vida de cada persona que las ingiera, sino que contribuye a financiar a las mafias de contrabando y grupos armados.

cortesía

Un licor adulterado se tiene que identificar, primero diferenciando, si es un cambio en su composición fisioquimica o si es una falsificación del producto, utilizando otro que tenga las mismas características visuales y puedan determinar si es un engaño.

Hay que comprar en un establecimiento formal y de confianza, verificar que tengan el sello de seguridad, es decir que no se puedan abrir tan fácil, determinar la pureza del producto, que el mismo no tenga mugre y la limpieza de la botella.

Las consecuencias de ingerir un licor adulterado pueden ir desde la ceguera temporal, hasta la muerte, en caso que uno de sus componentes sea el metanol. Si el alcohol no es tóxico puede dejar síntomas como el dolor de cabeza, molestias estomacales, cólicos , resacas y el popular guayabo.

cortesía

En plena cacería

cortesía

La policía incautó en el municipio de Santa Rosa de Osos, Antioquia, más de 490 botellas de aguardiente, que provenía de un alambique cercano. Esto fue posible gracias al trabajo de los registros de tránsito en los seis ejes viales del departamento.

En el hecho se responsabilizó a un sujeto de 38 años de edad fue detenido dejado a la orden de la Fiscalía.

Cabe destacar que un licor, vendiéndolo de manera legal, puede dejar un margen de ganancia de hasta 30.000 pesos, y las personas inescrupulosas que atentan contra la vida de otros, lo venden hasta por 8.000 mil pesos, teniendo un alcance de hasta 1.000 habitantes.

Así que para que no se le dañe el Fin de Año, fíjese muy bien porque la Polícia le muestra en qué fijarse:

Katerine Perez
Acerca de Katerine Perez 79 Articles
Comunicadora Social egresada de la Universidad Santa María de Caracas Venezuela con especialidad en mención Corporativa