¿Está de acuerdo con la cadena perpetua para abusadores de niños?

ABC.es Familia
ABC.es Familia

En Colombia la discusión sobre la implementación de cadena perpetua ha sido una constante en la vida pública de los líderes políticos y de opinión periodística del país. La ejemplificación del escarmiento a través de una imposición “definitiva” es una idea que emociona a los que confían en la prisión como medida absoluta para las personas que cometen delitos atroces. Ahora el debate se ha centrado en la cadena perpetua para violadores de niños.

La cadena perpetua es una pena privativa de la libertad, y por ende intramural, de carácter indefinido. Esto significa que para una pena perpetua, la descripción de los años de cárcel pasa a segundo plano y comienza con ello la discusión, moral y política, sobre el impacto que el sistema carcelario tiene en la sociedad: pues ya no se hablaría de un interés de “resocializar” al criminal, sino de un interés meramente preventivo.

El artículo 34 de la Constitución Política de Colombia expresa que “se prohíben las penas de destierro, prisión perpetua y confiscación”, esto significa que si la discusión política quiere, alguna vez, imponer cadena perpetua para un delito, primero debe reformar la Constitución antes de presentar cualquier proyecto de ley.

Esto es justo lo que Efraín Torres quiere lograr con el impulsor de la reforma constitucional que permita una adecuación del artículo para que diga que “de manera excepcional, se podrá imponer pena de prisión perpetua en los eventos en los que la gravedad del delito lo amerite. En todo caso, la pena será revisable en los términos y condiciones que establezca la ley”.

De igual modo, la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cristina Plazas Michelsen, ha dado su voz de apoyo frente al proyecto, argumentando que “Los violadores son los peores criminales de la humanidad, el abuso sexual infantil es el delito más atroz, cruel e inhumano y sobre estos delincuentes debe caer todo el peso de la ley”.

cadena perpetua violador
radiosantafe.com

Por supuesto hay voces en contra de la reforma, argumentando que la cadena perpetua en Colombia no sólo sería un error, sino que debe evitarse a toda costa. Según Jorge Merchán, columnista de El Espectador, “El problema real es que la justicia en Colombia es inoperante. El problema real son las familias disfuncionales.”.

Por el momento la reforma constitucional tiene ponencia positiva para el primer debate en el Congreso de la República.

Moisés Gaviria Piedrahíta
Acerca de Moisés Gaviria Piedrahíta 118 Articles
Derecho, Ciencias Políticas y Jurídicas de la Institución Universitaria de Envigado