Estas son las 5 profesiones más amenazantes o que más sospechas despiertan

Psicólogos de Illinois preguntaron por las profesiones que despiertan más desconfianza. Los sacerdotes no salieron bien librados. Foto de Youtube.

Un estudio científico realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Knox, Illinois (EE.UU.), revela cuáles son las profesiones más espeluznantes.

A través de una encuesta, los participantes indicaron cuáles son las actividades que les parecen más amenazantes o sospechosas.

Payaso

Foto de bloghorror.com

En el primer lugar están los payasos. Aunque su labor es hacer reír, su apariencia está asociada a grandes crímenes.

Todo porque los delincuentes suelen esconderse tras una máscara o un maquillaje de payaso para cometer crímenes.

Todos los payasos son sospechosos, opinaron los encuestados.

Trabajador de funeraria

Foto de Telemundo.com

Aquel que arregla los cadáveres se considera casi un zombie. Es una persona tétrica y su relación con la muerte los convierte en tenebrosos.

El dueño de la funeraria también es considerado casi un buitre, porque vive de quienes mueren.

Los acompañantes de los coches fúnebres son aún más tétricos. Son los encargados de llevar los cadáveres hasta su último destino.

Taxista

Una taxista con un machete no parece ser muy amigable. Ocurrió en Cali. Foto de Pulzo.com

En Colombia todos desconfían de los taxistas. Dicen que Pablo Escobar para esconderse sin ocultarse, conducía un taxi por las noches en Medellín.

En taxi se cometen hurtos, paseos millonarios, violaciones y homicidios. Aclaramos que algunos taxistas son re buena gente.

Los psicológos del estudio explican que los taxistas son espeluznantes porque el pasajero nunca logra descifrar qué clase de persona es.

Sacerdote

Foto de euroresidentes.com

Lamentablemente, esta categoría se hizo popular en las últimas décadas por los casos de pederastia denunciados contra los sacerdotes.

Ahora, los sacerdotes son motivo de desconfianza. Ninguno de los encuestados dejaría un niño al cuidado de un sacerdote.

Recolector de basura

Foto de alertaciudadana.info

La basura se percibe como desagradable. En muchos casos ella está compuesta por los desechos más nauseabundos.

La permanencia con las bacterias, gérmenes y malos olores que produce la basura hace que a nadie le agrade acercarse a un recolector de desechos.

La mente tiene un detector de peligros, dice la investigación. El cerebro, en consecuencia, nos dirá en forma de sospecha, cuándo alejarnos del peligro.

Facebook Comentarios

Guillermo Benavidez
Acerca de Guillermo Benavidez 111 Articles
Comunicador Social - Periodista de la Universidad de Antioquia