Estas son las 9 causas por las que te puedes divorciar en Colombia

Fotografía tomada de www.salud180.com
Fotografía tomada de www.salud180.com

El cuento de hadas ya pasó de modas. De hecho,  hoy en día sí que se terminan los matrimonios, pues conforme a la superintendencia de Notariado y Registro en Colombia hay una acelerada tendencia al aumento de separaciones y por cada tres matrimonios, aproximadamente uno se divorcia en las notarías del país, de acuerdo al portal de la revista Dinero. Y no es que ya no soñemos con el amor de la vida sino, porque con el pasar de los años, hasta Disney se ha dado cuenta de que a la versión de la media naranja le faltan argumentos, que ya nacemos completos, que el príncipe azul a veces es calvo y anda desfalcado y la princesa encantada tiene una que otra llantita y el cabello tinturado o que la fogosidad del amor de la juventud se va transformando con el tiempo y en síntesis, que ninguno de nosotros es perfecto y lo más normal es cometer errores cuando se está en pareja.

Por fortuna, en el siglo XXI en Colombia resulta impensable que tus padres sean quienes elijan tu pareja para casarte antes de nacer (aunque muchas mamás, secretamente, lo deseen) o que debas amarrarte a alguien por no manchar el apellido de la familia o quedarte en la ruina. Y claro, no es uno se case creyendo que va a divorciarse pero no sobra la información sobre las nueve causales de divorcio vigentes en el Código Civil cuya solicitud sólo puede ser presentada por el cónyuge inocente y que fueron ratificadas por la Corte Constitucional en junio de 2017, por si las moscas. Veamos las indicaciones como aparecen en la ley 154 y unas cortas aclaraciones:

  1. La relación sexual extramatrimonial de uno de los cónyuges, salvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado. Se presumen las relaciones sexuales extramatrimoniales por la celebración de un nuevo matrimonio, por uno de los cónyuges cualquiera que sea su forma y eficacia (mejor conocido como infidelidad)
  2. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres (por ejemplo, la educación o alimentación de los hijos)
  3. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamiento de obra, si con ello peligra la salud, la integridad corporal o la vida de uno de los cónyuges, o de sus descendientes, o se hacen imposibles la paz y el sosiego doméstico (ya sean verbales, físicos o psicológicos hacia la pareja o los hijos menores de edad)
  4. Embriaguez habitual (es necesario probar que el problema es crónico y ha sucedido recurrentemente)
  5. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.
  6. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o síquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.
  7. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.
  8. La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años (esta es la causal más invocada para solicitar divorcios en Colombia)
  9. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.
Facebook Comentarios

Natalia Calderón Ruiz
Acerca de Natalia Calderón Ruiz 30 Articles
Comunicadora social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana