Hombre se masturbó en el metro de Medellín y eyaculó sobre la pierna de una joven

Cortesía Laura / Q'hubo Medellín
Cortesía Laura* / Q’hubo Medellín

Mientras se desplazaba en el metro de Medellín, entre las estaciones Ayurá y Envigado, Laura* sintió una sustancia húmeda y caliente.

Como su parada estaba cerca se ubicó frente a la puerta, pero antes de llegar a su destino se percató de que algo no andaba bien.

“Yo sentí los rozes normales y los empujones que se viven a diario en el metro, pero de un momento a otro sentí algo húmedo y caliente en la pierna, apenas yo miro vi a un hombre con su pene en la mano masturbándose“, contó para Colombia me gusta Laura.

El sujeto abrió el cierre de su jean, sacó su genital y lo envolvió en la tela del bolsillo.

Al ver lo sucedido, Laura temerosa e indignada, sacó fuerzas y estrujó a su agresor, cogió el celular, lo grabó para tener pruebas de lo sucedido y le gritó: “Cochino”.

La respuesta del hombre fue aún más descarada y denigrante que su actitud:

“Oiga pues la culpa es suya por provocarme y poner su pierna en mi pene”, indicó la víctima.

Por fortuna, en el mismo vagón viajaba un auxiliar de policía quien la ayudó e inmovilizó al sujeto. Además, le pidió su cédula.

Fue entonces cuando Laura tocó el botón de emergencia, para que los operadores de estación atendieran el caso.

Sin embargo, desde el sistema de transporte más importante de Medellín y el área metropolitana no cuentan con un protocolo para atender este tipo de abusos.

Desde el metro se mostraron indiferentes, no les importó si me había agredido, si me había tocado, el único interés era saber si iba a difundir el video“, añadió Laura.

En el metro tomaron los datos del agresor y pasados unos minutos llegó una patrulla de la Policía.

Los uniformados requisaron al hombre identificado como J.C.A.M. de 39 años.

Al revisar su bolso encontraron un chaleco de la Alcaldía de Medellín. El sujeto declaró que es Trabajador Social y está adscrito a la Secretaría de Salud, según dijo Laura a este medio.

Víctimas no denuncian

Cuando llegaron a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Envigado, las autoridades pensaron que Laura se dirigía a denunciar un hurto.

“Ellos escucharon toda la historia, pero no tenía un formato para diligenciar la denuncia. El delito fue catalogado como injuria por vías de hecho”.

Hasta el momento no se conoce si el agresor está detenido o si fue dejado en libertad. Por lo pronto, Laura debe presentarse en dos semanas para verificar en qué va el proceso.

“La invitación es a que denuncien, no se queden calladas, esto es algo serio muchas mujeres por miedo no acuden a las autoridades y como no hacen la denuncia estos delincuentes no se judicializan y siguen por ahí libres”.

Laura teme viajar en metro

El indignante hecho se registró este miércoles en las horas de la mañana. Fue tanto el susto que sintió la víctima que ese día no fue a trabajar.

Y hoy, su novio la llevó hasta el trabajo en un vehículo particular. Cuando se le pregunta a Laura si volverá a viajar en metro ella prefiere guardar silencio.

“Cuando recuerdo lo que pasó me siento asqueada, débil, vulnerable. Siento como si el mundo se me hubiese venido encima”, añadió Laura.

*Cambiamos el nombre de la víctima para proteger su identidad.

Facebook Comentarios

Estefanía Pereira
Acerca de Estefanía Pereira 342 Articles
Periodista egresada de la Universidad de Antioquia