Estilo de vida

La fórmula para vivir 100 años: “Tomar aguardiente”

La fórmula para vivir 100 años: "Tomar aguardiente"

Gente – Revista Semana

Las tradiciones colombianas que reflejan estado de alegría y fiesta, suelen estar acompañadas por el famoso aguardiente.

Esta agua con anís, ha estado por años acompañando la vida de los colombianos que sufren una pena amorosa o de los que celebran un triunfo.

La bebida alcohólica altera el sentido de las personas y las lleva a desinhibirse de juicios y todo lo que a diario la sociedad carga desde las reglas y conductas.

Sin embargo, pese a que la bebida produce alegría, su venta es habilitada solo a mayores de edad y se contraindica por perjudicar la salud.

Su alto grado de azúcar, puede ser detonante para enfermedades o el inicio de ellas.

El secreto de doña Inés

La mujer a sus 100 años le revela a la Revista Gente que su fórmula secreta ha sido“tomar aguardiente”.

Relata la mujer que le descuelgan sus líneas de expresión, que ese “traguito” con sabor amargo la hace sentir “más bien que un putas”.

Con una jerga muy colombiana, la mujer dice que pese a que ha visto enterrar a muchos seres queridos, entre esos a su esposo.

Ella ha quedado para contar historias; pues las personas buenas para ella, se tienen que morir más rápido.

Sus manos aún le permiten dar sazón a las comidas, desgranar arvejas y tejer colchas.

Su salud es inquebrantable

200 invitados presenciaron el festejo de un siglo de vida por la abuela del barrio y de la familia el febrero pasado.

Su ejemplo a la sociedad, tuvo como inicio la creación de en centro cívico, de ahí se suman a lo largo de su vida, reconocimientos a la mujer que se gana el cariño de quienes la rodean.

Por ahora lo que Doña Inés más desea, es que lleguen más años pero que con ellos, llegue siempre la salud.

Sus pies son más lentos, pero no necesitan ayuda para dar pasos firmes. Es así como su carácter, define la mujer íntegra, vanidosa, y fuerte que es.

Al preguntarle sus años; aunque para nadie es un secreto, ni un motivo de vergüenza para ella, aconseja que:

“Ni la edad ni el salario se le preguntan a una dama”

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Popular

To Top