La nueva pelea entre la viuda y la mamá de Martín Elías que las tiene encendidas

blogvallentao.com/zonacero.com

Una nueva controversia se dio entre estas dos mujeres que se disputan la herencia del fallecido cantante Martin Elías. Pues ahora los rumores pasaron a hacerse realidad en las últimas horas, donde cabe recordar que el cantante que murió en un accidente de tránsito a principio del año, le había regalado en el año 2014 a su madre Patricia Acosta, una camioneta Fortuner blanca, con placa HTO 147.

Patricia Acosta y su camioneta
El Heraldo

Pero por orden de un juez, pasará a la sucesión y los respectivos bienes que le corresponderán a la viuda, por no estar matriculada a nombre de la mamá, sino del cantante.

Según Acosta esta sería la venganza de Dayana Jaimes:

“Me la quitó Dayana Jaimes por venganza. Así es ella, la metió a la sucesión y la mandó a parar. Sí, es cierto, ando ‘de a pies’. Todos los carros que Martín sacó están a nombre de él, y ¿por qué no han parado los otros? Como por ejemplo el carro que le sacó al papá y al hermano. ¿por qué no los ha parado ella? Dígalo, solo mandó a parar el de Patricia Acosta”

El Pilon

El Pilón publicó los comentarios hechos desde la cuenta de Patricia Acosta, donde se queja de la actitud propia de la viuda, aduciendo al gran valor sentimental que tiene el vehículo: “No me importa tanto la camioneta ni que me la haya quitado Dayana, solo me entristece porque para mi tiene un valor sentimental, y mucho amor, porque ya mi hijo Martín Elías ya no está, ya se fue de nuestras vidas y me duele no tenerla”.

El Pilon

Dayana desmiente el hecho de haberle quitado la camioneta, pues aún Acosta la tiene en su poder, pero aduce que fue un préstamo de Elías hecho en vida.

Respecto al caso Jaimes se pronunció así: “Todos los bienes entran en la sucesión, porque si no lo hago, estaría ocultando bienes de Martín, en el proceso no me interesa quedarme con el 75% que me corresponde por ser la esposa y la mamá de Paula; pero existe una contraparte que está en representación legal de Martincito”

Concluyendo con una frase que para muchos ha sido bastante ruda: “Para mí un carro no tiene ningún valor sentimental, no tengo la culpa que las leyes en Colombia sean claras y digan que la esposa hereda el 50%, el que esté inconforme con esto que vaya y cambie las leyes”.

Facebook Comentarios

Ana Isaza
Acerca de Ana Isaza 509 Articles
Derecho de la Universidad de Medellín