Las cucas caseras o galletas negras. ¿Cómo se preparan?

galleta cuca
flickr.com

Si hay algo en la riqueza gastronómica en Colombia, son los postres y la panadería. Nos encanta el dulce. Quizá sea por la tradición de siembra de la caña de azúcar o porque incluimos la panela desde tiempos memorables, nuestro gusto por el “dulcecito” nos han regalado platos tradicionales como el bocadillo, las panelitas con coco y, en el caso que no atañe, las galletas cuca.

flickr.com

¿A quién no le ha parecido curioso el nombre de la galleta cuca? Esta galleta negra, muy dulce, con una contextura suave y poco crujiente, tiene un origen un poco diverso y falto de precisión. En la mayoría de los países hispanohablantes este delicioso manjar hace alarde de cientos de versiones diferentes sobre el postre que sólo arrojan interrogantes. Cada uno de los artesanos, de la cocina tradicional, se ufana de que el plato tiene cuna latinoamericana, pero la relación de identidad parece apuntar a que el plato tiene orígenes españoles y, anteriormente, algún enriquecimiento de especies desde los árabes.

Para preparar la galleta cuca necesitaremos, obligatoriamente, los siguientes ingredientes:

  • Media taza de agua.
  • Un cuarto de kilo de panela en trocitos.
  • Seis clavos de especia.
  • Dos tazas de harina.
  • Media cucharadita de canela molida.
  • Media cucharadita de jengibre molido.
  • Un cuarto de cucharadita de clavo de especia molido.
  • Cuatro cucharadas de mantequilla con sal.
  • Un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Media cucharada de aceite.

La Preparación:

Se prepara un almíbar de panela con el agua, la panela y los clavos de azúcar; sólo hasta que se disuelva totalmente. Se debe obtener una taza, la cual debe mezclarse muy bien; es necesario guardar dos cucharadas para usar después.

Precaliente el horno a 150 ºC. Se coloca la taza de almíbar, luego de habérsele sacado las dos cucharadas,  y se agrega la harina, el jengibre, la canela, el clavo, la mantequilla y el bicarbonato: formando una masa que se debe mezclar bien, sin amasar demasiado.

Con la media cucharada de aceite se engrasa una bandeja de metal para hornear. Con las manos se hacen bolitas a gusto y se colocan sobre la bandeja. Con un tenedor, o con tus dedos untados de harina, se aplastan hasta tener forma circular y un espesor, más o menos, de medio centímetro. (Cuidado con juntarlas mucho, porque crecen al hornearse)

Se hornean por 30 minutos, o hasta dorar. Se saca la bandeja del horno e inmediatamente se despegan de la bandeja con una espátula y se llevan a la parrilla para enfriar. ¡Listo!

Cuéntanos en los comentarios cómo te fue y recomiéndanos consejos para enriquecerlas. Si quieres que exploremos otro plato típico, no dudes en decírnoslo.

Moisés Gaviria Piedrahíta
Acerca de Moisés Gaviria Piedrahíta 118 Articles
Derecho, Ciencias Políticas y Jurídicas de la Institución Universitaria de Envigado

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.