Las despampanantes fotografías de Alejandra Azcárate en su viaje por Oceanía

Tomada de Instagram @laazcarateoficial
Tomada de Instagram @laazcarateoficial

Alejandra Azcárate Naranjo es una reconocida  modelo, presentadora, locutora, comediante y actriz colombiana que ha generado polémica en los medios de comunicación colombianos por su sinceridad y espontaneidad.

Luego de un largo año en el que tuvo varias presentaciones y algunos percances de salud decidió darse unas merecidas y placenteras vacaciones.

Azcárate ha publicado varias fotografías en su cuenta de Instagram, haciendo una especie de bitácora de su viaje por Oceanía.

Varios de sus seguidores rumoraron e hicieron preguntas sobre el posible patrocinio que recibió por parte de la agencia Aviatur. La actriz aclaró en una de sus fotos que las vacaciones son algo personal y que Aviatur no tiene nada que ver allí. “Aviatur para mí es un cliente, no un patrocinador. “

Esta publicación es básicamente para responder una pregunta que me han formulado algunos de uds. Aunque me parece entrometida, decidí contestarla: ¿Azcárate, sus vacaciones en Australia se las paga Aviatur?”. La respuesta es NO. Aviatur para mí es un cliente, no un patrocinador. Si bien es cierto que tenemos una sólida relación comercial, que soy su imagen publicitaria y que llevo la marca con orgullo en mi corazón, mis vacaciones no son un asunto de trabajo. La agencia es líder en el gremio por su tradición, transparencia y poca vanidad así que no necesita mandarme a viajar para que uds me crean, ni yo requiero que me paguen el viaje para creerles a ellos. Nuestra campaña #nosfuimos de la cual ya viene la tercera temporada, es la número uno en el mercado del turismo precisamente porque los protagonistas han sido uds, personas que nos hemos cruzado en la calle, la mayoría sin posibilidades económicas y que espontáneamente han decidido atreverse a cumplir sus sueños gracias a la oportunidad que les ha dado la agencia. Cuando alguna le costea a uno su paseo, está bajo la presión de agradecerle públicamente, lo cual agota porque evidencia el compromiso y le resta credibilidad no solo a quien expone el recorrido sino a quien lo paga. De paso obliga a decir que todo es divino, barato, sensacional, y yo no voy con esa tibieza de criterio porque para @aviaturoficial y para mí lo fundamental es la verdad. Cuando les digo que www.aviatur.com ofrece los mejores precios porque mezcla trayectos en diferentes aerolíneas con el fin de encontrarles la mejor tarifa, compruébenlo porque es cierto y punto. Si les comparto mi experiencia en Australia es por gusto y honesto agradecimiento al ver que me siguen, no por ahorrarme unos pesos, por cumplir un compromiso, por gorrear un viaje, o por aparentar a costa de otros. Estas vacaciones son una amorosa invitación de mi esposo, quien me sorprendió hace unos días diciéndome que alistara una maleta con ropa para casi un mes. El disfruta viajar tanto como yo, es mi compañero favorito y además sabe que lo que mejor sé hacer en la casa es irme de ella. No siendo más, me retiro a disfrutar. #miesposoesmipastornadamefaltará

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Esta fue la primera fotografía que publicó tras su llegada a Australia, donde se puede apreciar el inicio de su aventura personal por este continente.

Este primer día en Melbourne ha tenido de todo un poco. Es una ciudad, desde mi punto de vista, con tres grandes contrastes. El arquitectónico, el comercial y el natural. Es moderna, tecnológica e imponente en el área del Convention Center, a la vez una pequeña versión de Manhattan en la zona de Federation Square y un absoluto tapete verde aquí, en el Royal Botanic Garden. Si quieren vivir a mi lado este recorrido por Australia que apenas comienza, súbanse a mi góndola en medio de estos hermosos lotos de la India, que con gusto los llevaré de la mano durante parte de mis vacaciones. Como lo he dicho en otras oportunidades, tengo una relación de amor-odio con las redes sociales y lo único que me permite encontrarle sentido a estas absurdas egotecas, es el hecho de poder compartir con quien quiera recibir. Por algún motivo me siguen y mi manera de agradecérselos es ésta. Estoy de descanso absoluto con mi esposo pero escribir me relaja así que lo hago por placer. En caso tal de que quieran ver un poco más de esta experiencia, aquí van las sencillas instrucciones para quienes no dominan Instagram: 1- Hagan click en mi foto de perfil, ahí encontrarán una serie de videos cortos del viaje. 2- Como duran 15 seg y expiran a las 24hrs, si ya vieron uno, hagan click de nuevo en cualquier punto de la pantalla y salten al siguiente. 3- Si tienen preguntas o comentarios, escríbanme debajo de este texto. 4- Si no les interesa mi contenido, por caridad no me sigan! Hay miles de cuentas interesantes como para que se martiricen junto a mí. 5- Chao! Me voy a comer helado de miel. Continuará… #lavidaesunviaje

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Dentro de las instantáneas que la modelo ha publicado se puede evidenciar que sus vacaciones son un espacio para ella, pues no se ve que nadie que la acompañe en esta travesía.

Seis horas por tierra hay que recorrer desde Melbourne a través del estado de Victoria para llegar a este punto que es conocido como Los Doce Apóstoles. Aunque el término es impreciso e inadecuado, para mí es un impresionante monumento geológico. Según las malas lenguas, que casi siempre son las acertadas, estas agujas gruesas de piedra caliza se formaron debido al movimiento y erosión de las rocas a lo largo del Ocean Road. Hablando de ese trayecto, déjenme decirles que la cercanía de la carretera con el mar es difícil de entender sobre todo porque durante el recorrido y bajo el cielo nublado, se bordean profundos precipicios que lo ponen a uno a dudar entre la belleza del paseo y el posible final del mismo. Aquí, en el Parque Nacional de Port Campbell nadie da razón de porqué apenas hay apenas nueve apóstoles. ¿ Qué pasó con el trío restante ? Explican que algunos se cayeron por accidente, otros debido a la lenta y persistente fuerza de las olas, se le achaca también el hecho a la inconsistencia de su altura versus su grosor, en fin… El caso es que nadie da una respuesta certera, razón por la cual estoy por creer que a esos tres, simplemente les sacaron la piedra. Continuará… (Kimono: @loborosaloborosa)

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Sus fotografías tienen una particularidad informativa, mas allá de ser un registro de su experiencia, sus publicaciones contienen datos curiosos respecto los lugares que visita dando a conocer la gran biodiversidad que tiene Australia: su fauna, su flora, sus urbes y por supuesto la Gran Barrera de Coral.

Aquí en Taronga el paseo es a ver animales así que los que no disfruten del tema, este es un lugar de Australia que se pueden saltar. Si por el contrario son de los de mi bando, de aquellos que gozamos observándolos de cerca, no dejen de venir porque la película en la que uno se monta es fantástica. Vi una pareja de jirafas discutiendo por lo mismo que pasa con frecuencia en otras especies incluyendo la humana, a uno le encanta la hierba y al otro no. Salí corriendo gracias a la ayuda de tres gacelas porque me aterran las peleas conyugales y me abrí paso en medio de las gallinas de Milio que iban elegantísimas por la mitad de la calle así que me tocó rogarles para que me dejaran seguir. Logré llegar donde las avestruces pero ni me voltearon a mirar, andaban en clase de pasarela porque mañana tienen un desfile para la reconocida marca de un lagarto. Entre tanto, un camaleón punk me indicó que me dirigiera hacia la izquierda, me aseguró que allí encontraría al dragón de Komodo pero fue enfático al advertirme que no me dejara seducir por su lengua. Seguí al pie de la letra la indicación así que lo ignoré, me fui a tomar té con las iguanas, las lemures y se nos pegó una tortuga ofendida ya que por lenta, su novio el chimpancé se le estaba haciendo el pendejo después de haberle mostrado el banano a otra. No fue fácil huir de ahí porque todas hablaban al tiempo como unas cacatúas pero hice conejo, me fui sin pagar la cuenta, salí volada sobre un murciélago que me posó sobre el lomo de un elefante hasta que por fin llegué donde quería, a ver por primera vez a mi koala. Fue un lindo y ajetreado día, lástima que cuando abrí la puerta del árbol el hombre ya estaba profundo en el segundo piso sobre una rama. Lo que olvidó decirme la canguro por andar de brincona, es que durante veinte horas él se la pasa así. Continuará… (Más fotos deslizando a la ⬅️) #lavidaesunviaje

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Aquí un video de la gran Gran Barrera de Coral.

GRAN BARRERA DE CORAL. ¡Ojo al corazón! (Australia) #lavidaesunviaje

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

No solo la biodiversidad australiana queda plasmada dentro del diario fotográfico de Azcárate, la historia que se esconde tras diferentes paisajes e hitos de Australia son otra de las particularidades de sus publicaciones.

Australia fue la prisión del Reino Unido, muchos convictos fueron enviados aquí con el fin de ser desterrados y eso lentamente generó una rara especie de colonización en términos cotidianos, no históricos, que terminó por impregnar la sociedad entera. El acento es una mezcla entre el inglés británico, el irlandés y dejos de su aire aborígen, lo cual hace que entender el idioma no sea tan sencillo. Las costumbres inglesas se conservan, los teléfonos públicos rojos londinenses, la tradición gastronómica de los palitos de pescado con papas fritas, la cerveza rubia y la elegancia al vestir hasta en escenarios informales. Yo soy estricta con el lenguaje gracias a mi papá que desde niña me enseñó que las palabras sangran. Por eso me molesta tanto el “espanglish”. Confieso que siento vergüenza ajena y una incomodidad particular ante la pretensión pseudo internacional de querer parecer extranjeros cuando el castellano y lo autóctono son tan fascinantes. Ahora a los tragos le dicen “drinks”, a la pinta “outfit”, a la imagen “look” y al tiempo en el hogar “family time”. Curiosamente cuando uno viaja, son los habitantes de los otros países quienes anhelan saber español, intentan con dificultad decir “gracias, “bonito” y “bienvenido”. No entiendo porqué pretendemos ser lo que no somos en vez de sentirnos orgullosos de nuestra esencia. No dan consejos sino “tips”, no son musculosos sino “fit”, no tienen estilo de vida sino “life style”, entre amigas se llaman “baby”, usan “makeup” todo es “cool”, se mandan “good vibes”, el esposo no les toma fotos sino que es “my husband the photographer” y lo que es peor, al amor le dicen “love”. Los que hemos tenido la fortuna de haber aprendido inglés de corrido gracias a nuestra educación, sabemos que un idioma se domina cuando se sabe discutir en él. Solo quien pelea en una lengua la controla, de otro modo a duras penas se defiende. Entre tanto, sigan con sus “hashtags” para conseguir “followers” y poder aparentar que están “happy”. Yo por el contrario continuaré halándome el “hair” cada vez que alguien intente decirme lo que piensa en un idioma que no le pertenece. Continuará… (Blusa @studiofcolombia) #foquiu #asjol #sanavabich

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

El último destino de la famosa colombiana ha sido la isla de Fiyi, esta hace parte de las polinesias francesas y se destaca por ser uno de los lugares más paradisíacos del planeta.

Fiyi es un país compuesto por una isla principal y 300 más que la rodean. La biodiversidad marina tanto aquí como en la Polinesia Francesa es el atractivo principal. Buzos del mundo entero y surfistas profesionales buscan este espacio por la potencia de sus olas y sus aguas cristalinas. Yo la verdad vine solo con el propósito de conocer y descansar pero parte de ese proceso para mí siempre está acompañado por la curiosidad. Las inquietudes lo llevan a uno a escenarios inimaginables así como el conformismo estanca. Preguntándole a mi nuevo amigo Weiss, un nativo muy simpático, fui a dar a una pequeña playa desolada de arena blanca a las cinco de la tarde para ver el desfile acuático de los tiburones bebé. Ellos son una especie muy privilegiada porque además de tener un olfato ultra desarrollado, lo cual les permite detectar a sus presas con facilidad a kilómetros de distancia, sus retinas son tan sensibles que pueden ver bajo el agua con la más absoluta nitidez. Les cuento que esperé dos horas sentada en un tronco y nada. No vi pasar ni un tiburón bebé, ni un papá ni un tío. Por un momento creí que estaban haciendo la siesta y que la mala suerte me había cobijado pero luego me enteré de que los condenados no duermen. Necesitan estar en constante movimiento porque de otro modo no logran flotar y sus bronquios solo absorben oxígeno mientras están nadando así que manejan con toda el insomnio. Ya resignada a mi fracaso como exploradora y después de haberme tomado tres aguas de coco cargadas, de repente vi uno. Tierno, blanco y con la punta de su aleta negra meneándose de lado a lado con suma rapidez. Increíble el animal tan voraz en el que va a convertirse en poco tiempo porque como sucede con los humanos, el más inofensivo resulta siendo un depredador. Como ya me ha pasado varias veces que le he cogido confianza a los equivocados, hoy me curé en salud y separé palmera para treparme en caso de emergencia ante un eventual tarascazo. Continuará… Pd: Para quienes me han escrito y comentado, les aclaro: “Fiyi” se escribe en español. “Fiji” en inglés. “Fidji” en francés. **Más fotos deslizando a la ⬅️**

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Esta es la última publicación de Alejandra Azcárate, pero probablemente esta historia continúe…

Descansar, un verbo que cada quien conjuga a su manera y en su tiempo. No hacer nada a mí me cuesta mucho, se me convierte en una ardua actividad mental e incluso siento una silenciosa culpa al creer que estoy desperdiciando mi tiempo porque es a lo que más valor le doy y lo único que siento que me hace falta. El exceso de calma me altera y domino poco el reposo. Lo predecible me enerva, la tranquilidad me desespera, lo rutinario me desquicia y lo estable me perturba. Es como si algo me impidiera merecer ese espacio absolutamente estático por temor tal vez a aburrirme. Le saco tanto gusto a la vida que se me ha olvidado que el hecho de verla pasar también hace parte de la experiencia. Hoy lo logré, me gustó y aquí voy lidiándome. Continuará…

Una publicación compartida de ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) el

Facebook Comentarios

Sebastian Urrea
Acerca de Sebastian Urrea 506 Articles
Comunicador social y periodista de UNIMINUTO, apasionado por el deporte, los medios digitales y la música tropical. Alegre, positivo y espiritual.