A las mujeres transgénero de la etnia emberá las quieren castigar en el cepo

Fotos: El Tiempo.

Santuario, Risaralda, es conocido por atractivos turísticos como la arquitectura de sus calles coloniales y el templo de La Candelaria.

Ahora también, por ser el municipio elegido como refugio por las mujeres trans que pertenecen a la etnia emberá.

Las mujeres trans  llegan todos los domingos al parque principal del Pueblo a gastar el dinero que les da el cafetal.

Van vistiendo una minifalda muy corta, labial mágico en sus bocas y uñas color rosa.

Son observadas por los feligreses con desdén y gestos de burla cuando en tacón y vestido se dirigen hacia el altar.

El silencio del destierro

Sus voces de mujer han sido silenciadas por las autoridades de sus pueblos.

Aseguran que son amenazadas por los gobernadores indígenas y que hasta los guerrilleros las rechazan.

De acuerdo con la Alcaldía de Santuario, la presencia de las mujeres trans emberá se registra en el municipio desde el año 2010.

En promedio hay un grupo constante de 20 indígenas que se encuentran en el pueblo cada domingo.

La «reconversión» como castigo y solución

Los diarios El Espectador y El Tiempo han reunido algunos de los testimonios tanto desde la posición de los gobernadores como de las mismas mujeres.

«Si lo que voy a decir es malo para la sociedad, que me juzguen o que me juzgue el creador de este mundo: para el pueblo indígena no está permitido que el hombre esté con otro hombre y que una mujer esté con otra mujer. Eso está en contra de la madre naturaleza»

Así lo expresó, Martín Siagama, autoridad indígena del resguardo unificado de Pueblo Rico (Risaralda).

Por otra parte las indígenas que fueron rechazadas en sus comunidades manifiestan el deseo de defender y permanecer en su decisión.

Exigen se reconozcan a plenitud todos sus derechos.

Las Mujeres Transgénero de la etnia emberá que quieren castigar en El Cepo
El Tiempo

«No pueden decir que solo hasta este año hay indígenas trans. Últimamente muchos se están volviendo maricas. Hasta los patrones que ya tienen hijos y esposas se están volviendo así, por eso nadie tiene derecho a criticar a nadie».

En la actualidad, desde las autoridades cabildantes existen numerosos planes de captura para aplicar castigos como el cepo, el encierro y demás que den como resultado la reconversión de las rebeldes mujeres en hombres.