Liliana y Daniela, las dos colombianas que desaparecieron misteriosamente en Miami

Fotografías tomadas de Infobae - El Tiempo

El drama de una familia caleña no ha parados desde el mes de mayo de 2016, cuando dos de sus familiares desaparecieron en Miami.

La caleña Liliana Moreno y su pequeña hija de 8 años, Daniela, llevan casi 4 años desaparecidas y las autoridades aún no establecen qué sucedió con ellas.

Mientras tanto, la familia de Liliana aún lucha por encontrarlas, pese a que las autoridades creen que fueron asesinadas.

Esta caleña y su hija vivían hace un tiempo en Estados Unidos, precisamente en Doral, condado de Miami-Dade.

La historia de esta familia comenzó el 31 de mayo de 2016, cuando Liliana y su hija desaparecieron.

Su desaparición fue conocida por los hermanos de Liliana después de que el padre de la menor avisara que estaban desaparecidas.

Pero lo extraño del caso, es que Gustavo Castaño, padre de la menor, con convivía con ellas.

Pues él había dejado muy claro que no respondería por la pequeña Daniela desde que se enteró del embarazo de Liliana.

Sin embargo, ambos sostenían una relación laboral, pues Liliana era arquitecta y él, un constructor.

Las autoridades de EE.UU creen que Gustavo las asesinó

Liliana había cortado hace un tiempo las relaciones laborales con Gustavo, quien en el mes de abril le pidió que se asociaran nuevamente.

Sin embargo, su relación no era nada buena y la mujer se negó a dicha asociación.

Razón por la que la familia de Liliana se alarmó al recibir la llamada de Gustavo, pues nunca se habían contactado con él.

Tras recibir el llamado de Gustavo, la familia de Liliana contactó a varios de sus amigos para que revisaran su casa y saber si ella se encontraba ahí.

Pues Gutavo argumentó que no sabía de ella desde el pasado sábado.

Pero al revisar su hogar, la policía solo encontró el automóvil de la caleña muy bien parqueado.

Además, de sus documentos y hasta comida a punto de ser servida.

¿Gustavo escondía algo?

La policía lo interrogó y dicha declaración indicó que él había recogido a Liliana y a su hija el lunes 3o de mayo al medio día.

Y que habían tenido una discusión, por lo que la caleña decidió bajarse en mitad del camino.

Pero lo extraño es que él las dejó en Turnpike, una desolada y peligrosa carretera del condado.

Por lo que las autoridades rastrearon el teléfono de Liliana y encontraron que su último rastro había sido justo una hora después de que el hombre las recogiera.

Incluso una cámara de seguridad reveló que el hombre pasó por la carretera con ambas mujeres y una hora después regresó sin ellas.

Además, Gustavo tenía alquilada una bodega en la cual le manifestó al dueño de la misma, su preocupación por cómo funcionaban las cámaras de seguridad.

Y esa misma noche, la bodega fue robada y solo se desaparecieron los dispositivos de las cámaras de seguridad.

Minutos después, Gustavo trató de quitarse la vida, pero fue hallado por los policías.

La familia de Liliana cree que ella presentía algo

Según la información publicada por El Tiempo, la hermana de la caleña afirmó que en diciembre de 2015, Liliana estuvo en Colombia.

Y durante su estadía en Cali, la mujer le hizo firmar algunos documentos a sus familiares para que ellos quedaran con la custodia de su hija, en caso de que algo pasara.

Pero al ser interrogada, ella sólo respondió que en Miami habían muchos accidentes y que lo hacía por precaución.

La policía estadounidense sigue trabajando en el caso

Hasta el momento, caso sigue abierto, pero las autoridades están casi seguras de que ambas fueron asesinadas.

Y compartieron varios números de contactos en los que se pueden comunicar si tienen alguna pista sobre el caso.

Mientras tanto, la familia sostiene que Gustavo fue el culpable de la desaparición de Liliana y Daniela.

Teléfonos +18664718477 o +1 3054712400, Estados Unidos.

 

 

Facebook Comentarios

Fernanda Rodríguez
Acerca de Fernanda Rodríguez 579 Articles
Comunicadora Social y Periodista de la Corporación Universitaria Minuto de Dios Diplomado en Comunicación Estrategica