Los afro celebran su propia navidad en Colombia

imagen tomada de elcolombiano.com

Las “Adoraciones al Niño Dios” son celebraciones navideñas tradicionales de las comunidades afrocolombianas que han tenido lugar en febrero durante unos 138 años.

Mirna Rodríguez no deja al descuido el muñeco que se utiliza en Quinamayó para adorar al niño Dios en las festividades navideñas de la comunidad afro.

Las comunidades afro del suroeste colombiano celebran la Navidad en febrero.

La figura oscura con su ajuar, es protagonista de los festejos, que se celebran cada tercer sábado de febrero.

La festividad se lleva a cabo por una vergonzosa herencia de la esclavitud.

En esa época los blancos impedían a sus esclavos -inmersos en los menesteres de las haciendas- celebrar la natividad junto a ellos, según cuentan los pobladores.

Todo el municipio celebrando la navidad

Mirna es una matrona de 55 años que ha pasado por varias situaciones adversas a lo largo de su vida, pues asumió “una responsabilidad muy grande” cuando su madre falleció, hace alrededor de ocho años.

Desde entonces, Rodríguez conserva el muñeco en perfectas condiciones.

Y a lo largo del año, el Niño Dios, permanece empacado en varias bolsas sobre el su armario.

Dicha festividad es una mezcla entre música, teatro, fuegos artificiales y máscaras, todo en torno a la temática: el Niño Dios ha desparecido.

La Navidad afro en Colombia
imagen tomada de elcolombiano.com

Resistencia

Alrededor del evento, hay varias estaciones animadas, acompañadas de varias recitaciones, y durante toda la noche

Las distintas estaciones son animadas por recitaciones conocidas como loas y durante toda la noche los lugareños cantan, bailan y beben.

“Los niños desde que están pequeños los utilizamos en el evento. Los ángeles, los soldados, las madrinas, los padrinos, todos son niños, entonces yo creo que nunca se va a acabar la tradición”, expresa Rodríguez.

Este año, las intensas lluvias sobre este pueblo de unos 5.000 habitantes en el departamento del Valle del Cauca obligaron a posponer las celebraciones de sábado a domingo.

La Navidad afro en Colombia
imagen tomada de elcolombiano.com

Balmores Viáfara, un maestro de 53 años, considera que el 24 de diciembre es un día normal para él.

Y las adoraciones al Niños Dios, que se celebran desde hace 138 años, es una verdadera fiesta para él.

Son festejos “de resistencia”, subraya.

Facebook Comentarios

Estefanía Useche
Acerca de Estefanía Useche 157 Articles
Comunicadora social periodista de la Corporación Universitaria Minuto de Dios