Madres de escasos recursos se dedican a proteger a los elefantes en vía de extinción

Foto: Vanguardia y América Digital

Mujeres víctimas de maltrato intrafamiliar, que viven en la pobreza y son cabeza de hogar, forman un cuerpo de seguridad el cual su objetivo es proteger una de las poblaciones de elefantes más grande que se encuentra en Zimbabue.

https://www.instagram.com/p/B84CijKllWh/?utm_source=ig_web_copy_link

Akashinga que significa “las valientes” fue creado por  IAPF con la intención de evitar la extinción definitiva de los animales de tamaño y peso grande como elefanes y rinocerontes, además, generar empoderamiento de las mujeres; las cuales reciben entrenamiento militar y visten con uniformes de camuflaje.

El cambio sí es posible

Esta iniciativa para la defensa de la fauna, ha logrado demostrar que este tipo de acciones no es sólo para el género masculino y, al contrario que las mujeres pueden proteger con su vida a estos animales.

Según un portavoz de la IAPF:

“Las mujeres que se graduaron en el programa recibieron una capacitación igual al personal masculino. Y aprendieron habilidades como liderazgo, combate desarmado, patrullaje, camuflaje, ocultamiento, entre otros”.

La selección para la unidad “Akashinga” se creó con el fin de dar una oportunidad para las mujeres más vulnerables de la sociedad de Zimbabue, aquellas esposas abandonadas, mujeres violentadas, viudas y demás.

Estas mujeres se dedican diariamente a retirar las trampas tendidas por los cazadores y monitorean que el estado de las vallas de protección siempre sea optimo y confiable.

De acuerdo con la escritora de LiveKindly, Jemima Webber:

“Akashinga es más sostenible que cualquier otro plan de conservación. Está enraizado en el empoderamiento femenino, apoyado por el veganismo y beneficia a las poblaciones a nivel comunitario”.

Por el momento se han visto beneficiadas mas de 400 personas directamente  y la caza ilegal cayó en un 80%.

Se espera que para el 2030 se puedan reclutar más mujeres que vigilen mucha mas cantidad de hectáreas de terreno africano de dichos cazadores furtivos.

Facebook Comentarios