Mira la vida con ojos nuevos

Mira la vida con ojos nuevos

Mira la vida con ojos nuevos

Me lo decían pero yo no me lo creí mucho: Sin lucha ni tenacidad en la vida, no se consigue nada. Confieso que me sentía flojo; aunque lleno de ideales, con facilidad tiraba la toalla. Fácilmente me cansaba y el cansancio no es bueno para triunfar en la vida, si uno no tiene fuerza interior, si uno no tiene fuego en el alma.

Antes era muy difícil describir mi vida; estaba lleno de egoísmo, de orgullo, de cosas. Sinceramente, creo que solo, nunca hubiera salido de mi gran basurero. No; no exagero: ahora veo mi vida desde las alturas de Dios y, lo absurdo, lo vacío y tonto de mi vida en años pasados lo estoy sepultando. He empezado a ser diferente. Fue lindo dejarme convencer por un amigo que me pidió que lo acompañara a Misa un domingo, de esos que uno no tiene programa. Ese día sentí que algo muy dentro de mi me dejaba inquieto; al domingo siguiente yo mismo me programe y fui a la Eucaristía en aquella pequeña capilla de mi barrio y ese día quedé absolutamente seducido por Dios, tanto es así que mi encuentro con el Señor el día domingo se me ha vuelto una necesidad apremiante.

Ahora ya se a quien mirar; ya sé donde poner mis ojos; ya sé que solo en la cumbre está lo bello. Yo se ahora después de mi encuentro con Jesús, que la vida vale la pena y que sólo Él puede llenarla de sentido y romper el vacío del corazón. Todo esto lo tengo bien claro.

En mi corazón hoy están floreciendo semillas de vida; flores que un día darán fruto. Me repugna el tiempo que perdí. Ahora quiero ser limpio y puro y ofrecer algo bello a los otros. Eso fue mi vida sin Jesús: puro vacío; hoy miro la vida con ojos nuevos.

Con los ojos que me ha abierto el encuentro con el Señor en la Misa de los domingos.

 

Presbítero Carlos Mario Hincapié

Parroquia Santa Juana de Arco

Daniel Rodríguez Poveda
Acerca de Daniel Rodríguez Poveda 385 Articles
Abogado Magíster en administración de empresas. Profesor universitario y pionero en transformación digital para el crecimiento económico y social de Colombia, reconocido por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones.