Pastor Cristiano habría abusado a niñas que asistían a su culto

Fiscalía General de la Nación.
Fiscalía General de la Nación.

En las últimas horas la Fiscalía General de la Nación capturó a Jesús Antonio Díaz López, fundador de la comunidad cristiana Misión Avivamiento y Poder Fuego de Dios en Soacha.

Al parecer, este pastor abusó sexualmente de tres niñas entre los 12 y 14 años, la cuarta mujer afectada correspondería a una joven de 22 años quien aseguró que fue agredida por Díaz López desde el año 2007 hasta que ella cumplió la mayoría de edad.

investigaciones también señalan que una de las niñas fue invitada con sus padres a una finca en Mesitas del Colegio
(Cundinamarca) y habría sido agredida sexualmente mientras dormía.

Ante estos actos, el órgano judicial le imputó el delito de acto abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo.

En el #DíaInternacionalDeLaNoViolencia ¿Hoy les dijiste a tus hijos e hijas cuánto los amas? #PorLasBuenasSíAprendo

Una publicación compartida de ICBF Colombia (@icbfcolombiaoficial) el

Sin embargo, posterior a la audiencia, se recibieron otras ocho denuncias.

“La intimidación que generaba desde el púlpito y el miedo que infundía a las niñas y adolescentes,
aparentemente, impidieron que esos casos fueran reportados antes de la detención”

“Según las denuncias recibidas por la Fiscalía, los padres confiaban al supuesto guía espiritual las enseñanzas religiosas y el cuidado de sus hijos, pero el hombre aparentemente llevaba menores de edad al segundo piso de la iglesia para abusar de ellas”, dijo la Fiscalía.

Finalmente, investigaciones señalan que el pastor habría creado un culto especial para niños
y adolescentes.

Los padres le confiaban sus niños pero aparentemente abusaba de ellos en el segundo piso de la iglesia, la cual fue fundada en el barrio La María de Soacha, en 2001.

Facebook Comentarios

Alexander Bermúdez
Acerca de Alexander Bermúdez 832 Articles
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo