¿Reconoces los 11 dichos de los colombianos a la hora de negociar?

Si bien los colombianos somos personas alegres y cogemos confianza muy fácilmente, para un extranjero o una persona que no conozca la cultura de negociación del colombiano, es muy difícil conocer los hábitos de los colombianos a la hora de comprar o vender un producto. Adicionalmente, existen refranes que utilizamos a la hora de negociar. Empecemos:

Mejor pájaro en mano que 100 volando

Este dicho lo utilizamos para referirnos a falsas promesas o negocios que son difíciles de realizar, ya que preferimos estar seguros y no perder lo poco que se ha logrado.

Plata en mano, culo en tierra

Mediante este dicho popular, los colombianos nos referimos a una situación en la que no está claramente definido cómo se va a proceder a realizar la entrega del bien. Por eso llegamos a decir: «Si quiere la entrega del bien, es plata en mano y culo en tierra»

A buen entendedor, pocas palabras

Queremos decir «cójala al vuelo», es decir, quién es inteligente sabe entender la situación, sin necesidad de largas explicaciones.

El que no arriesga un huevo, no gana un pollo

Consideramos que si no arriesgamos algo, no vamos a poder ganar. Este dicho lo utilizamos para coger fuerzas y realizar el negocio.

Papaya partida, papaya comida

Este refrán lo utilizamos cuando se nos presenta una buena oportunidad, que no denemos desaprovechar.

Al pan pan y al vino vino

¿Para qué le damos tantas vueltas y no vamos al grano? Queremos decir que es mejor entrar en el fondo del tema rápidamente, que salirse por la tangente.

 

Al que madruga Dios le ayuda

Queremos decir que debemos anticiparnos a las situaciones para estar más tranquilos a la hora de negociar.

No por mucho madrugar, amanece más temprano

Queremos decir que debemos tener pacientes a la hora de hacer negocios y que es mejor la calidad y dedicación a ser acelerado.

Quien tiene tienda que la atienda

Cada colombiano que tiene un negocio, debe atenderlo personalmente.

Aquí hay gato encerrado

Cuando nos sentimos desconfiados de una situación o una persona que nos puede estafar, decimos «aquí hay gato encerrado» para significar que no han sido sinceros o claros en la negociación

Matar 2 pájaros de 1 sólo tiro

Queremos solucionar varios asuntos con el menor esfuerzo. De esta forma, con un sólo negocio podemos conseguir dos resultados diferentes.

Los colombianos somos famosos a la hora de negociar, pues tenemos procesos bastante característicos para alcanzar a toda costa y sin perder mucho lo que se desea.

Dentro de las estrategias más comunes de los colombianos para negociar tenemos:

1. En la mayoría de los casos pedimos regateo en la primera oferta

El colombiano se caracteriza por el regateo, por lo que usted deberá prepararse y no ceder a la primera oferta, aquí siempre se pide rebaja cuando se les pide mucho.

2. Los colombianos preferimos que antes de los negocios haya una amistad

El colombiano siempre basa los negocios primero en la amistad, por eso, no se extrañe de los formalismos excesivos que utiliza para ganarse su confianza antes de entrar en materia de negocios.

3. Somos los reyes de la improvisación

Nunca espere que un colombiano le presente planes supremamente estructurados de negociación, pues les gusta hacer todo en el momento, son los dioses de la improvisación.

4. Solemos encariñarnos con los productos e involucrar los sentimientos

Los colombianos son muy emocionales por lo que esto puede jugar a favor de que sean más flexibles a ofertas elevadas.

5. Siempre hay algo que perder

En algunos casos ni siquiera espere que un colombiano entre en negociación, pues para él, en una negociación siempre hay algo que perder, así que prefiere actuar por voluntad propia y simplemente esperar la reacción del otro.

6. El famoso gana gana

A los colombianos les gusta jugar a los puntos medios, pues el gana – pierde es inconcebible, prefiere siempre llegar a consensos, siempre valiéndose de la amistad que trata de construir antes, durante y después del proceso.

7. Somos negociadores tradicionales

Los colombianos son negociadores tradicionales, es decir, manejan la teoría de hacerse los fuertes y poco flexibles frente a lo ofrecido hasta que esto aumente en la mayor cantidad posible, sacar el número de ventajas más alto, no ceder rápido.

Facebook Comentarios

Daniel Rodríguez Poveda
Acerca de Daniel Rodríguez Poveda 385 Articles
Abogado Magíster en administración de empresas. Profesor universitario y pionero en transformación digital para el crecimiento económico y social de Colombia, reconocido por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones.