Colombia

Relato en audiencia muestra a alias ‘Lindolfo’ como un cruel cabecilla

Relato en audiencia muestra a alias 'Lindolfo' como un cruel cabecilla

Sebastián Murillo fue capturado el martes 6 de febrero en El Poblado. Foto de El Tiempo.

En audiencia, la Fiscalía contó detalles del presunto accionar del capturado y hoy imputado Sebastián Murillo Echeverri, a quien apodan ‘Lindolfo’.

El exesposo de la presentadora Vaneza Peláez logró ser reconocido como empresario en el mundo de la farándula.

El día de la captura, Sebastián Murillo estaba con su exesposa Vaneza Peláez. Foto de El Pulzo.com.

Sin embargo, un cuerpo de investigadores de la Fiscalía y la Policía le seguían los pasos. Lo vinculan con la estructura conocida como ‘la Oficina’.

Nexos con Pablo Escobar

El periódico El Tiempo señala que alias ‘Lindolfo’ es hijo de Rodrigo Murillo Pardo, quien “fue socio de Pablo Escobar”.

A él y a sus hombres les endilgan diferentes delitos: homicidio, extorsión, tráfico de armas y concierto para delinquir.

Al grupo que lideraba alias ‘Sebitas’, alias ‘Junior’ o alias ‘el Bonito’, como también le dicen, lo señalan de ocultar la muerte de alias ‘Nomo’.

Alias ‘Nomo’, quien presuntamente asesinó a José Antonio Ocampo Obando, de 78 años, alias ‘Pelusa’, se habría pegado un tiro por accidente.

Sebastián Murillo y Vaneza Peláez tienen dos hijos. Foto de Publimetro.com

Alias Pelusa, exmiembro del cartel de Medellín, murió baleado en abril de 2017. Alias ‘Nomo’, su supuesto verdugo, murió en un apartamento de Envigado.

El relato de la Fiscalía recrea la escena: alias ‘Nomo’ habría accionado un revólver 38 sin querer y se mató. No descartan los investigadores que lo hubieran matado.

Desesperados, sin saber qué hacer con su cuerpo, lo empacaron y lo dejaron en la Loma del Escobero. Fue también en abril de 2017, es lo que dice el informe.

Esta y otras historias fueron expuestas por la Fiscalía 65 contra la Criminalidad Organizada en audiencias de control de garantías.

Según el periódico El Colombiano, alias Lindolfo, de 32 años, sería el líder de una oficina de cobros del narcotráfico, sicariato y tráfico de armas.

La Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, tráfico de armas y ocultamiento de elementos materiales probatorios.

Sebastián y los otros 7 capturados se declararon inocentes ante el Juez Segundo Penal Ambulante de Antioquia.

Foto de El Colombiano.

El togado, ante la solicitud de la Fiscalía, les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular

To Top