¿En qué te afecta la envidia?

envidia ambición
Fuente: Emocioteca
Fuente: Emocioteca

La envidia es conocida según la RAE como la tristeza o pesar del bien ajeno, o como deseo de algo que no se posee.

Claramente es un sentimiento de inferioridad, de dolor y de desdicha al no tener lo que otros tienen en cualquier aspecto, trabajo, amor, educación, belleza…

Se habla de que la envidia es muestra de una baja autoestima porque quien es envidioso tiende a compararse con el otro y no es feliz con lo que es, teniendo en cuenta que cada persona es única y por ende no necesita lo del otro.

Las características de la persona envidiosa ponen de manifiesto, a su vez, cuáles son las causas que provocan la envidia. El origen de la envidia suele ser no gustarse ni aceptarse a uno mismo y no perdonarse ni hacer las paces con uno mismo. Según los psicólogos, tiene mucho que ver con los denominados “rasgos neuróticos del carácter”.

Fuente: Salud180
Fuente: Salud180

Respecto a los factores sociales y culturales y su relación de la envidia, cabe destacar la influencia que hoy en día ejercen los medios de comunicación fomentando una sociedad consumista, utilizando la envidia como motivo para aumentar el consumo.

No son más que estereotipos relacionados erróneamente con la felicidad. Así, se envidia de lo que se carece pensando que al conseguirlo otros nos envidiarán.

La envidia es causa de maltrato, los expertos describen la envidia que siente un maltratador psicológico como un sentimiento de inferioridad y que actúa en forma de culpabilidad, al carecer de esos atributos que el acosador considera ideales.

Las carencias físicas, emocionales o intelectuales provocan en el maltratador un sentimiento de inferioridad que intenta compensar desarrollando un complejo de superioridad.

Cuando aparece la persona que sí posee esas cualidades (la víctima), significa para el acosador un fuerte choque con la realidad. Su reacción consiste en negar esa contradicción, desarrollando el terror psicológico contra su víctima.

El objetivo es menospreciar a la víctima, destruirla emocionalmente, ya que sus capacidades implican  una amenaza psicológica para el maltratador.

Fuente: blogs.hoy.es
Fuente: blogs.hoy.es

En Buenas Manos nos cuenta cómo superar la envidia que además, como ya se dijo, es causa de maltrato:

  • Aceptar la envidia como una emoción natural, quitándole su significado negativo.
  • Reconocer que algunas personas o situaciones provocan envidia.
  • Dominar los sentimientos y comportamientos negativos provocados por la envidia.
  • Conocerse mejor y aceptar las carencias y miserias.
  • Perdonar las propias limitaciones.
  • Coordinar los deseos con capacidades y posibilidades.
  • Intentar disfrutar con todo lo que podemos hacer con nuestra individualidad.
  • Evitar excesivas comparaciones en la niñez.
  • Potenciar una educación que fomente la solidaridad, que estimule el alegrarse del bien ajeno.
  • Intentar conseguir una alta autoestima.
  • Ser agradecidos por todo.

 

Melisa Tamayo Hernández
Acerca de Melisa Tamayo Hernández 160 Articles
Comunicadora y relacionista corporativa de la Universidad de Medellín con énfasis en discurso publicitario.