¿Y a ti te tocó letrina?

Fuente: www.elsoldenayarit.mx
Fuente: www.elsoldenayarit.mx

La vida de nuestros abuelos es envidiada por muchos por la tranquilidad con la que se llevaba, sin embargo, no todo era tan cómodo como parece, pues pasaban como dicen ellos “las verdes y las maduras” hasta para ir al baño.

Según cuentan estos ilustres personajes de nuestra patria, en aquellas épocas de su niñez, no existían los sanitarios, sino que en las casas existían las famosas letrinas, y a todas estas qué es una letrina “la letrina es un espacio ubicado fuera de una vivienda en un cubículo al efecto, destinado a defecar, y normalmente no conectado a ninguna alcantarilla”.

Fuente: nuevaya.com.ni
Fuente: nuevaya.com.ni

Entonces lo que hacían en las casas de nuestros abuelos era hacer grandes hoyos en el jardín y por medio de un tubo u hoyo, las personas se sentaban a defecar.

Fuente: Citizen Plof
Fuente: Citizen Plof

Sumado a esto, los abuelos cuentan que tampoco había papel higiénico, por lo que utilizaban papel periódico u hojas de los árboles para asearse. En el caso de las abuelas, no tenían toallas higiénicas, por lo que tenían que ponerse trapitos y lavarlos para el otro día. Incluso, en tiempos muy remotos, la menstruación era tomada como un acto de impureza y enfermedad, por lo que las mujeres eran alejadas durante este periodo, del resto de personas.

Fuente: Taringa
Fuente: Taringa

Los abuelos dicen que uno de los mejores inventos es, sin duda, el alcantarillado, ya que no había cosa más “desagradable” que la fermentación de excremento en el jardín de la casa.

¿Y a ti te tocó letrina?

Facebook Comentarios

Melisa Tamayo Hernández
Acerca de Melisa Tamayo Hernández 160 Articles
Comunicadora y relacionista corporativa de la Universidad de Medellín con énfasis en discurso publicitario.